Cultura Local Personajes

Ramón Arturo Herrera “Auyamita”

Perro calentero y cotufero una vida de trabajo constante

Nació en Zaraza el 5 de octubre de 1952, sus padres fueron Margarita Herrera y Ramón Lara; mayor de siete hermanos.

En su infancia lo afectó una enfermedad que trajo consigo la pigmentación de su piel color amarilla (razón está por la cual lo llaman auyamita), de la cual fue atendido y tratado para su recuperación.

Desde los ocho años trabajó vendiendo arepas rellenas, conservas y tortas alternando sus faenas de la tarde como limpiabotas para ayudar al sustento de su madre y sus hermanos. Fue vendedor de periódicos y mensajero en la Guardia Nacional durante cinco años.

Un italiano de nombre Francisco Lauría quien residía en Barcelona estado Anzoátegui, tenía una flota de carros de perros calientes y viajaba de feria en feria le ofreció trabajar en uno de los carritos y así se estableció en este oficio. Regresa a Zaraza en 1972 donde transita las diferentes calles principales con su carrito de perros calientes; desde 1982 comparte su vida con Francisca Soler.

Antonio Herrera ha levantado su familia forjándose un destino laborioso en diferentes pueblos, en ferias y fiestas patronales. Ahora tiene un carro de cotufas y se ve frecuentemente en la escuela Francisco Salias, Plaza el Calvario (Medano) y en diferentes calles donde haya un compartir de gente de su pueblo, él dice que “mientras tenga fuerzas  seguirá trabajando en las calles; no le teme a los rigores que la actual sociedad ha adquirido, pues su fuerza viene de Dios y el amor por su familia”.